Cherimola, cosmética simple, eficaz y sostenible

Esta #HistoriaDeBazzares reafirma que los sueños se hacen realidad. Les presentamos a Shantal Rodríguez, la fundadora de la marca Cherimola, y su historia, que está llena de caminos que se juntaron para formar una marca que cree en la cosmética simple, eficaz y sostenible ¡No se pierdan esta gran historia!

 

¿Cómo te llamas? Cuéntanos un poquito de ti…

Hola, soy Shantal tengo 33 años, soy marketera de profesión con especialización en administración de empresas. Emprendedora ya por cumplir 5 años, apasionada jabonera, tomé un curso de 1 año con una especialista jabonera española y otros talleres de cuidado personal natural en Lima. Practico Yoga, soy amante de la música, la llevo a todas partes. Me encanta el mar y una buena conversación con infusiones de todos los sabores.

 ¿Cómo conociste Bazzar.pe?

Los conocí por una publicidad en Facebook y de inmediato me sentí identificada con la propuesta que ofrecían.

¿Qué soñabas ser de pequeña?

Soñaba en ofrecer productos por trueque jajaja siempre tenía la idea de crear cosas y que pueda intercambiar, en mi mundo todos hacíamos eso. Luego conforme fui creciendo quería ser diseñadora de interiores, decoradora, actriz o publicista.

¿Desde cuando surgió la idea de tu marca Cherimola? ¿Cuándo la lanzaste?

La idea de los jabones nació por un sueño, si, literal. Me encontraba un poco saturada de trabajo y venía ya con la idea de crear algo nuevo que me apasionara, estuve en la búsqueda. Fue asi que, identificando mis necesidades y deseos, una mañana amanecí recordando la palabra “jabones”. Me pareció raro pero no me extrañaba ya que era la respuesta que tanto esperaba, desperté bien, y de inmediato me puse a investigar e investigar lo cual me tomó unos meses y luego un año más para estudiar y profundizar en el tema. Viajé a la selva y conocí a una compañera que tenía la misma pasión e idea, ahí aprendí sobre las muchas propiedades de plantas y frutos oriundos de la selva. Estos captaron toda mi atención y me encantó. En aquellas épocas, estos temas no eran tan conocidos como lo son ahora. Fue así que decidí buscar compañeras peruanas que estuviesen por el mismo camino y me apoyaran en el desarrollo de Cherimola en sus inicios. Luego de eso me especialicé y empecé la aventura de la formulación de jabones, cremas y demás productos naturales. Oficialmente lancé la marca Cherimola en Octubre del 2012.

¿Qué te inspiró a crearla? ¿En qué te inspiras para hacer tu producto?

Me inspiré en las frutas, flores y plantas… ¡Tanta belleza debería de ser usada con más frecuencia y no sólo para alimentarnos! Quería tener un producto que use todos los días y que pueda sumar a mejorar mi salud. Hacer cosas con mis propias manos es algo encantador y encontré estos productos precisos para relajarme y desarrollar mi creatividad.

¿Qué te gustaría conseguir con la venta de tus productos?

Que el público tenga acceso fácil a productos que son creados para cuidarlos, que beneficien su salud física y por supuesto generar un menor impacto ambiental.

 ¿Qué problemas has tenido como emprendedora? ¿Cómo lo solucionaste?

Al inicio conseguir ingredientes resultó un poco tedioso, pero con el tiempo y contactos todo fue mejorando hasta lograr tener mi cartera de proveedores que cumplen con los requisitos que se necesita para un buen producto.

 

 ¿Qué te gusta de Bazzar.pe y qué crees que haría falta? ¿Qué esperas obtener de tu experiencia en Bazzar.pe?

Me gusta el concepto, la facilidad de compra, y la variedad de marcas con diversos productos hechos artesanalmente. Creo que Bazzar.pe podría organizar eventos anuales para afianzar las relaciones entre los Bazzares con sus clientes. Espero que Cherimola crezca y llegue a más personas.

 Un consejo para aquellas personas que tienen una idea pero aún no se atreven.

Que estudien bien el mercado, observen, investiguen e innoven pero por sobre todas las cosas, tengan siempre una buena actitud.

Muchas gracias….la última pregunta:

¿Qué harías si mañana te despertaras y no existiera la plata? o ¿Qué harías si te levantas un día con 1 millón de soles
en la cuenta?

Si no existiera la plata, se haría realidad mi sueño de niña y viviríamos felices todos ofreciendo e intercambiando lo mejor que sabemos hacer ¡Si despierto con 1 millón de soles, agarro maletas y me voy de viaje con mi familia y amigas por todo el mundo! Pago deudas e invierto en mi negocio, abro mi tienda y crearía un proyecto social sostenible.

¡Te invitamos a recorrer su Bazzar!

AGOTADO
S/. 16.00 inc. IGV
AGOTADO
S/. 16.00 inc. IGV
S/. 16.00 inc. IGV
S/. 20.00 inc. IGV