El Tata, todo el calor y cariño del hogar en tu mesa

Todo emprendimiento tiene una historia detrás; un sueño, la búsqueda de un hobby, el querer experimentar algo nuevo, seguir una tradición familiar o simplemente transmitir un ideal al mundo. El día de hoy conoceremos en #HistoriaDeBazzares a Angélica Tueros, fundadora de El Tata: café, infusiones y más.

¿Cómo te llamas? Cuéntanos un poquito de ti.

Me llamo Angélica, tengo 41 años. Soy bachiller en Derecho y me gusta mucho la naturaleza y las tradiciones familiares.

¿Cómo conociste Bazzar.pe?

Por Facebook, vi sus anuncios y me gustaron. De ahí revise su pagina web y me fascinó.

¿Qué soñabas ser de pequeña?

De pequeña prefería vivir el momento.

¿Desde cuándo surgió la idea de tu marca? ¿Cuándo la lanzaste?

Cuando ya estaba decidida a emprender mi negocio de venta de café, ahí nació mi marca. Lo lancé el 2014. Empezó con una pequeña cafetería en Chosica.

¿Qué te inspiró a crearla? ¿En qué te inspiras para hacer tu producto?

Buscaba un nombre que sea rápido de recordar y a la vez que refleje el calor de hogar.  Me inspiro en mi familia, en los momentos que disfruto con ellos al tomar desayuno, almorzar, tomar lonche y cenar. Mi familia siempre ha tenido huertos; mi abuelita Valentina me enseñó a valorar el poder de las hierbas. La rutina era: después de almuerzo 1 té para bajar la grasa, a las 5:00 pm el lonchecito y ahí un rico café, después de la cena era una infusión de manzanilla para dormir. Y ni qué decir de las frutas; subir a los árboles o recoger de la tierra el camote, las papas, las habas, en fin, el comer sano, a disfrutar de la leche de establo el cual estaba cerca a mi casa, valorar la generosidad de vecinos (muchos de ellos muy humilldes) que compartían obsequios que traían de provincia.

Son recuerdos muy lindos que me enseñaron a valorar las cosas mas sencillas.

¿Qué te gustaría conseguir con la venta de tus productos?

Quisiera que todos disfruten de un momento con su familia: al tomar un café o un té. Cuando se pasa tiempo juntos como familia se fortalecen los lazos familiares, hay intercambio de opiniones, se aprenden valores y se cultiva el respeto mútuo.

¿Qué problemas has tenido como emprendedor? ¿Cómo lo solucionaste?

Cuando recién empecé me fue mal porque no era el lugar adecuado donde debía venderlo. Me quedé endeudada jajaja, pero luego, poco a poco, volví a promocionarlo y empezar nuevamente.

¿Qué te gusta de Bazzar.pe? ¿Qué crees que haría falta? ¿Qué esperas obtener de tu experiencia en Bazzar.pe?

Me gusta el apoyo que tengo de ustedes como tienda y asesoría. Me siento segura con ustedes. A mí me gusta todo. Quizá un día debamos conocernos personalmente todos los del bazzar, tal vez para el aniversario. Espero que junto a ustedes, mi marca se conozca un poco más.

Un consejo para aquellas personas que tienen una idea pero aún no se atreven.

¡Háganlo! Empiecen con poco y a paso firme. Habrán momentos en los que caerán, dolerá un poco, pero luego aprenderán a levantarse, sacudirse y seguir para adelante.

¿Qué harías si mañana te despertaras y no existiera la plata? o ¿Qué harías si te levantas un día con 1 millón de soles en la cuenta?

Si no tuviera dinero, pues empiezo de nuevo. En caso me levantara con 1 millón de soles, lo donaría. Para ser feliz no necesito mucho dinero.

¡Te invitamos a recorrer el bazzar de Angélica y probar sus deliciosos productos, hechos con todo el calor y cariño del hogar!